Experimentando el color

0 Shares
0
0
0

En esta ocasión, queríamos algo fresco y sencillo. Pocos elementos pero que permitieran jugar, jugar y jugar.

Elementos de la propuesta:

  • Botes de cristal con agua teñida de distintas tonalidades de azul, rojo y amarillo.
  • Colorante alimenticio
  • Cucharas y otros recipientes para trasvasar
  • Una masa (pasta de sal) 
  • Utensilios para amasar, cortar y modelar la masa
  • Confeti de colores

Se trata de una propuesta donde experimentar los colores y dejarse llevar por la curiosidad.

Investigar, mezclar y observar cómo se comportan los elementos actuando sobre ellos. Sentirse libres y capaces para transformar y crear jugando.

Colocar botes de cristal no fue casual. Queríamos observar cómo los manipulaban y el cuidado con el que trasvasaban y depositaban en el suelo. Ofrecer cristal (con la presencia y atención necesarias) es ofrecer una dosis extra de confianza ya que es un material normalmente alejado de los/as niños/as.

Y volviendo a la sesión fue alegre y pringosa, como cabía de esperar. 

Mucho diálogo, acuerdos y enfados, porque tocaba esperar turno.

Hubo dos indicadores claros de que la propuesta fue un éxito. El primero es que querían continuar jugando y el segundo es la imagen del después, que sin duda muestra que ahí se cocinó algo grande.

 

 

0 Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otras entradas interesantes

El juego y el mar

Inmenso y bello, así es el mar con toda esa belleza oculta y silenciosa. Observar a los niños…

Jugar con lana

Al Hilo cumple un año y no se nos ocurre una forma mejor de celebrarlo que promoviendo y…